Regalos en tiempos dorados

Tamara Domenech inauguró Tiempo Dorado y Fondo Blanco, plataforma con todos los textos editados por la autora e inéditos; y la muestra de arte visual, también de su autoría.

Texto y fotos: Maii Kisz

Banderines de colores colgaban de los árboles ubicados en la puerta de Casa Safiras, espacio cultural de Villa Crespo que el 23 de noviembre albergó la presentación de Tiempo Dorado & Fondo Blanco. Quienes tocaban el timbre durante los primeros minutos de las 19 horas, eran recibidos por la multifacética Tamara Domenech. Ideóloga de la muestra, poeta, editora, creadora de obras plásticas y docente, quien condensó gran parte de sus obras y decidió lanzarlas de forma digital en una página que nombró Tiempo Dorado.

“Qué bueno que viniste”, celebraba la artista en cada saludo e invitaba a ver las dos salas con exposiciones explicando qué trabajos había en cada una. A la izquierda, una habitación con textos de Ediciones Presente, lugar en el que la artista se desempeña como editora; a la derecha, cuadros de su autoría. El orden para ver las muestras era decisión de quien observaba, primer indicio de la libertad que recorrería toda la jornada.

Mirar al interior de la sala de la izquierda era casi como ingresar a una fiesta donde la literatura es la homenajeada. Una mesa con paquetes brillantes recibía a quienes entraban.   En el medio del espacio irrumpían textos desde el techo, sostenidos por moños de regalo. “Ediciones Presente es una editorial de poesía y proyectos afines que reivindica la acción de regalar y la importancia de las sorpresas para la vida”, exponía un texto desde la pared. Si algo no podía faltar eran los globos. Había de colores, llevaban escrito “Poema” y, en su interior, contenían papelitos indescifrables que invitaban a despertar la incertidumbre y la curiosidad para seguir observando los detalles de la muestra. 

La otra habitación contenía obras plásticas de Tamara y proponía un recorrido circular para contemplar los cuadros en las paredes y los objetos apoyados en estantes. La muestra contenía una amplia multiplicidad de tonalidades, texturas, formas, palabras y materiales. “Pinto desde siempre y hace once años lo hago de manera sistemática. En este caso quise priorizar las obras que tienen bastante color. En la curaduría me ayudó Cristina Schiavi”, expresó la autora.

Las 19:20 fue la hora de TD, mismas siglas que usa Tamara Domenech para firmar sus obras que también representa las iniciales de Tiempo Dorado, el dispositivo que la autora ideó ya que le costaba encontrar espacios donde publicar poesía y pintura a la vez. Por eso la web se acomoda a las producciones que ella genera y, desde ahí, se pueden descargar de forma gratuita los textos que serían leídos a continuación.

Para este momento la artista invitó al público a acercarse a una sala en el fondo de Casa Safiras. Un espacio preparado con sillas y un escenario de pasto verde que, hasta el momento, había sido utilizado para jugar por un niño con capa azul y antifaz.

“¿Les parece si las personas que vamos a leer nos sentamos en ronda?”, propuso la poeta y, minutos más tarde, la presentación comenzó con el sonido de la flauta traversa en manos de Celeste Safiras. Algunas personas se sentaron en el piso, otras en sillas, hubo quienes se acercaron al velador que iluminaba la escena. Había gente descalza y niños y niñas jugando en el patio. Toda la gente del salón estaba cómoda para leer o para escuchar. El silencio, el respeto por las palabras y por el trabajo de los demás, hizo que toda elección sea posible. Algunos contaron cómo fue trabajar con Tamara. Otros, leyeron capítulos escritos por ella y hasta mostraron un video de una actividad que realizó en conjunto con la Asociación de Poetas Argentinos en el hospital Moyano.

“Fue un día mágico que superó todo. Me sorprendió y me conmovió. A cada persona le había sugerido un libro y, después, cada quien eligió su propio texto. Me fui feliz y esa felicidad se mezcla con el trabajo diario”, manifiestó Tamara y remarcó que no va a dejar de editar, escribir y pintar porque ya haya hecho la exhibición. El trabajo sigue y ya tiene planeados dos encuentros más antes de fin de año. El sábado 7 de diciembre presenta su más reciente novela: “En tu día” y el 21 habrá una lectura de autores de Ediciones Presente. Mientras tanto, las exposiciones permanecerán como muestra permanente de Casa Safiras hasta el 23 de diciembre y pueden visitarse de lunes a viernes a partir de las 14 horas.